.

.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Catedral de Venecia (Basílica de San Marcos)



La Basílica de San Marcos se encuentra en la ciudad de Venecia, siendo la obra maestra de la influencia bizantina en el Véneto. Construida como una prolongación del Palacio Ducal y que serviría para guardar el cuerpo de San Marcos en el año 828, traído desde Alejandría, la basílica de San Marcos tiene planta de cruz latina, cinco cúpulas y está decorada con mármoles y mosaicos. San Marcos se convirtió en catedral de la ciudad en 1807. El resultado de la basílica actual, es una mezcla de estilos donde podremos observar una influencia oriental, que delata que el edificio se construyó siguiendo los modelos de las basílicas de los Doce Apóstoles de Contantinopla, destruida en el año 976 y Santa Sofía.

Campanille y basílica vista desde la Piazzetta




Campanille y basílica vista desde la plaza de San Marcos









El Campanille


El campanario se encuentra a una esquina de la plaza de San Marcos, frente a la basílica, con una altura de 98,6. Sobre el cuerpo de ladrillo, se asienta el campanario blanco con cuatro arcos por cada lado y alojando cinco campanas. Por encima se asienta un cubo con leones y la Justicia (representación femenina de Venecia) por cada cara de forma alternada. Remata la torre una aguja piramidal, en cuyo extremo se encuentra una veleta dorada con la figura del Arcángel Gabriel. El campanario actual es una reconstrucción, ya que la torre original se desplomó en 1902.










Cúpulas de la basílica de San Marcos



Basílica de San Marcos desde la Plaza del mismo nombre



La fachada principal tiene cinco portadas con columnas marmóreas y mosaicos, con dos niveles de arcadas. La parte superior está rematada con elementos góticos. Sobre el pórtico románico de entrada se sustenta una terraza donde hay cuatro caballos traídos de Constantinopla, aunque son réplicas de los originales que se encuentran en el interior del templo en el museo.


La bellísima portada central tiene unas arquivoltas esculpidas entre los siglos XIII y XIV, siendo de estilo románica. La puerta de bronce es de estilo bizantino y los mosaicos representan el Juicio Final.





Portada lateral donde se reproduce el aspecto de la basílica primitiva




En las siguientes puertas se representa el traslado del cuerpo de San Marcos, su recibimiento en Venecia y la exposición del cuerpo.











Veamos más de cerca los mosaicos que se encuentran en las cinco portadas.






















En el cuerpo central se encuentra un gablete con el León de San Marcos sobre fondo azul con estrellas doradas, y remata la estructura la estatua de San Marcos, flanqueado por seis ángeles, tres a cada lado y en forma escalonada. Estos gabletes de estilo gótico florido, se añadieron en el sglo XV, mientras que los grandes mosaicos de la fachada en el XVII.




En el orden superior, grandes nichos con mosaicos, la terraza, los caballos y los pináculos góticos.











Interior de la Basílica








El interior de la basílica está decorado con mármoles orientales, esculturas, bronces, dorados, mosaicos, columnas y capiteles, destacando toda la decoración que cubre la construcción de ladrillo, con mármoles, mosaicos de vidrio y oro en cúpulas y bóvedas. Tiene tres naves y el presbiterio está limitado por un iconostasio de influencia bizantina coronado por la Virgen, San Juan y los Doce Apóstoles, estatuas góticas construidas en mármol, esculpidas en 1394 por los hermanos Dalle Masegne. Detrás del altar mayor se encuentra la Pala de Oro, trabajo de orfebrería bizantina y veneciana realizado entre los siglos X y XIV. El retablo fue confeccionado con esmaltes engastados en monturas de oro y plata adornado con pedrerías.




















Cúpula de San Leonardo en el brazo derecho del crucero, que representan a los Santos Nicolás, Clemente, Blas y Leonardo, iluminados por el rosetón.






La cúpula central nos muestra una síntesis de la Pasión y Muerte de Jesús.









































Atrio y Nártex


El nártex está revestido de mármoles polícromos y mosaicos del siglo XIII que representan escenas del antiguo testamento. Están cubiertos por seis cúpulas de pequeño tamaño.






















6 comentarios:

  1. Pocas veces he tenido tanto interés, en darle continuamente a la rueda central del ratón, claro que las fotografías que ilustran la entrada, tienen mucha culpa de ello. Impresionante monumento, muy bien retratado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. La culpa verdaderamente la tiene la Basílica, ya que es impresionante al igual de bella. Muchas gracias por tu comentario Bob.

    ResponderEliminar
  3. Sin duda la Basílica es fantásticas, pero tus fotos, ilustrando las explicaciones, también son fantásticas. Has conseguida una especie de visita virtual. Gracias, buen trabajo

    ResponderEliminar
  4. Justo eso es lo que pretendo. Que uno pueda hacer una visita virtual y conozca perfectamente la basílica sin necesidad de estar allí.
    Gracias

    ResponderEliminar
  5. Pues justo eso es lo que andaba buscando, una visita virtual, con detalle, buenas fotos con comentarios interludicos. La culpa, muy cristiana, de Perez - Reverte. Enhorabuena por tu blog. Muchas Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por tu visita Tomás

    ResponderEliminar