.

.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Catedral de Siena



La Catedral de Siena, Santa María de la Asunción (Duomo di Santa María dell'Assunta), es un majestuoso templo que se encuentra en la Piazza del Duomo. Doce escalones que representan a los doce Apóstoles, conducen al interior de esta maravilla del arte. El conjunto de la catedral y el baptisterio, es todo un ejemplo representativo del arte gótico italiano, y constituye un magnífico e impresionante complejo religioso que nada tiene que envidiar al de Pisa ni al de Florencia. La torre del campanario es de estilo románico. Una catedral que deja sin habla al visitante por su majestuosidad y grandeza, por lo menos, a mí me dejó boquiabierto y extasiado por tanta belleza.






La catedral comenzó su construcción a mediados del siglo XII y está construida enteramente e estilo gótico. En 1339 se realizó un proyecto para convertir la catedral de Siena en el mayor templo de la cristiandad, pero en 1348 una terrible epidemia de peste asoló la ciudad y la ampliación que ya había comenzado y de la que podemos ver hoy en día parte del intento, hizo que se paralizaran las obras, no llegándose nunca a finalizar. La ampliación hubiera sido de 50 metros de largo en la nave por 30 metros de ancho, o lo que es lo mismo, haber triplicado la catedral, pasando la actual a formar parte del crucero.

Los planos de la catedral fueron de Nicola Pisano, uno de los mejores arquitectos italianos del siglo XIII, mientras que la fachada fue obra de su hijo Giovanni Pisano, quien en 1284 diseñó la magnífica fachada gótica recubierta de mármol blanco, rojo y verde, no pudiendo finalizar a causa de su muerte nada mas que la parte inferior. En la parte construida por Giovanni Pisano, podemos ver la gran puerta de entrada flanqueada por dos secundarias, entre las cuales se construyeron unas hermosas columnas jónicas con los capiteles decorados con volutas de acanto. Por deseo de Bernardino de Siena, se colocó el símbolo del sol sobre la puerta principal en el siglo XV.













Los mosaicos venecianos saturados en oro de la fachada, fueron añadidos en el siglo XIX.


Mosaicos de la fachada, los dos más pequeños son obra de Alessandro Franchi




El gran mosaico central de la fachada con la coronación de la Virgen, obra de Luigi Mussini.









La base de la cúpula es octogonal, (aunque sinceramente yo la veo dodecagonal), haciéndose circular por encima de las columnas de apoyo. linterna de la cúpula fue añadida por el famoso arquitecto barroco, Gian Lorenzo Bernini.








Interior del templo








El interior de la catedral es de planta de cruz latina con crucero y cúpula con linterna. Arcos de medio punto dividen la nave central de las laterales, mientras que todas las columnas y paredes siguen el patrón de las franjas en blanco y negro que provienen del exterior y del campanario, haciendo un efecto increíble que deja fascinado al visitante. En realidad las bandas son en blanco y un verde muy oscuro, porque los colores blanco y negro son los colores simbólicos de Siena.




























Púlpito



El soberbio púlpito gótico fue construido entre 1266 y 1268 por Nicola Pisano ayudado por su hijo Giovanni. El púlpito es octogonal y en mármol de carrara. Las tallas representan la vida de Jesús. Se apoya en nueve columnas de granito, mármol verde y pórfido con los capiteles tallados.











La columna central se apoya en un conjunto de estatuillas pequeñas que representan las Siete Artes y la Filosofía. Otras columnas se apoyan sobre leones que tienen debajo a sus cachorros, mientras que otras columnas apoyan sobre la tarima de mármol que se añadió cuando se cambió de su sitio original encima del coro a su actual emplazamiento. Está considerada una obra maestra de la escultura italiana.




La escalera que conduce al púlpito se construyó en 1534 y es obra de Bartolomé Neroni









Entre los siglos XV y XVI, se decoraron las molduras que circundan la nave y el presbiterio con 172 bustos de papas de escayola y las bóvedas de los techos están pintados en azul y embellecido con estrellas en oro.









Presbiterio






El presbiterio se construyó en 1532 por el arquitecto y escultor Baldasarre Peruzzi. Los candelabros que portan los ángeles y que están situados a los lados del altar mayor, son obra de Francesco di Giorgio Martini. Estas esculturas están consideradas como una obra maestra del Renacimiento.


















La Capilla de San Giovanni Battista se encuentra en el lado izquierdo del crucero, en la que sobresale la impresionante estatua de bronce de San Juan Bautista, obra realizada por Donatello. En el centro de la capilla hay una pila bautismal del siglo XV y toda la capilla está decorada con ocho frescos de Pinturicchio, realizados entre los años 1504 y 1505.















Monumento funerario del cardenal Riccardo Petroni, realizado entre 1317 y 1318 por Tino di Camaino .





Lápida de bronce del obispo Giovanni di Bartolomeo Pecci, obra de Donatello.






Altar en la nave donde una de las estatuas, la de San Pedro, en la parte inferior a la derecha, es de Miguel Ángel.




Cuadros en la catedral





























Mosaicos del pavimento

Pero sin duda alguna, la obra incuestionable del duomo de Siena, es el suelo, formado por 59 paneles de mosaicos pintados y grabados en mármol. Son obra de los exponentes de la llamada Escuela de Siena y que eran los mejores artistas italianos de la época: Domenico di Bartolo, Matteo di Giovanni, Pinturicchio y Doménico Beccafumi.

































El enorme arco de que comunica la plaza del duomo con el baptisterio, ejemplo de la obra inconclusa de agrandar la catedral.















1 comentario: