.

.

jueves, 20 de octubre de 2011

Basílica de San Petronio (Bolonia)



La Basílica de San Petronio se encuentra en la Piazza Maggiore de la ciudad de Bolonia y está dedicada al patrón de la ciudad que fue obispo en el siglo V. Fue en 1390 cuando empezó la construcción del templo que debía de ser la catedral más grande del mundo y sobrepasar a San Pedro de Roma, aunque el Papa Pío IV impidió que esto se llevara a cabo por considerarlo una locura.

El encargado del proyecto gótico fue Antonio di Vincenzo. Durante tres siglos duraron las obras y el embellecimiento de la fachada corrió a cargo de Jacopo della Quercia. Las obras de la fachada se pararon y retomaron en numerosas ocasiones, y muchos fueron los arquitectos llamados a buscar una solución artística para el proyecto, pero nunca se encontró una definitiva y las obras se pararon definitivamente, estando la fachada incompleta al día de hoy.

Las dimensiones de la iglesia son imponentes: 132 metros de largo por 60 de ancho y una altura de la cúpula de 45 metros. Esto hace que sea la quinta iglesia más grande del mundo, y eso que la iglesia quedó inacabada sin construirse nunca ni el transepto, que hubiera sido de tres naves, ni la girola. Aún así con solo el primer tramo de la nave que llegó a construirse, es un edificio con unas dimensiones enormes. En esta iglesia se coronó al emperador Carlos V y en ella se encuentran los restos del santo patrón desde el año 2000.




Interior del templo








El interior del templo es de forma basilical con tres naves. La central fue decorada por Girolamo Rainaldi entre 1646 y 1658, siendo más alta que las laterales.










El tabernáculo del altar mayor fue obra del arquitecto renacentista, Jacopo Barozzi da Vignola en 1547






El coro de madera es obra de Agostino de'Marchi, el órgano de la derecha data de 1475 y es el más antiguo de los dos órganos que están en el altar mayor y es obra de Lorenzo di Giacomo da Prato. El de la izquierda es obra de Malamini y fue añadido a finales del siglo XVI.






El interior del templo alberga obras como la Meridiana de Giandomenico Cassini, los restos de Elissa Bonaparte, hermana de Napoleón, la Capilla Bolognini con frescos en sus paredes pintados por Giovanni de Módena entre los que hay una figura gigantesca de Lucifer y Mahoma recostado.










Proyecto de la Basílica de San Petronio que no llegó a construirse. Si con solo el primer tramo de la nave es considerada la quinta iglesia más grande de mundo, que hubiera pasado si se hubiera construido entera?.








Sombreada la parte que se construyó





Actualmente la fachada se encuentra en obras.






3 comentarios:

  1. Hola de nuevo, Bélok. Curiosísima la historia que nos cuentas de esta iglesia. El perfil de Bolonia sin duda sería distinto de haberse terminado. Da la sensación de ser una iglesia de cartón.

    Me asalta una duda después de leerte. Dices que la altura de la cúpula alcanza los 45 metros, pero... ¿tiene cúpula?

    El viaje por Italia al que nos invitas en tus últimas entradas es interesantísimo. Visito tu blog muy a menudo. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, llevas razón. Todos los datos de la basílica apuntan a "una altura de cúpula". Querrá decir a la altura donde hubiera nacido la cúpula que no llegó a construirse, aunque estaría mejor dicho "una altura de la bóveda", a la que a mí me gustaría medir con mi propio metro, ya que habiendo estado en el interior de la catedral de Milán de 45 metro también, me parece mucho más alta que San Petronio. Pero como yo no la he medido, los datos que nos dan... son los datos.
    Por cierto Javier, muchas gracias por seguir el blog y espero que lo sigas haciendo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Sí, eso parece ser. El artículo Basilica di San Petronio de la Wikipedia en italiano establece sus dimensiones en "132 metri di lunghezza e 66 di larghezza, con un'altezza della volta di 45 metri, mentre sulla facciata tocca i 51 metri". Efectivamente, la traducción de volta es bóveda. No sé de dónde habrá salido el error de la versión en español.

    Por cierto, parece ser que el perfil de Bolonia estuvo marcado durante la Edad Media por un gran número de torres gentilicias, al estilo de las de San Gimignano. Se ve que era costumbre en la Italia de entonces...

    Seguiré visitando el blog. No es para menos. Saludos!

    ResponderEliminar