.

.

domingo, 19 de abril de 2015

El Bósforo (Estambul)





El Bósforo, es un estrecho en la ciudad de Estambul, que une el mar de Mármara con el mar Muerto, separando la parte europea de la parte asiática de Turquía. Es decir, separa dos continentes, Asia y Europa. Con una longitud de 30 kilómetros, su profundidad varía entre los 36 y 124 metros. Sus orillas tienen una distancia de 750 metros en su parte más estrecha y de 3700 metros en la parte más cercana al mar Negro.














En el crucero que hagamos por el Bósforo nos encontraremos con suntuosos palacios, algunos convertidos en museos y otros en hoteles. El Palacio de Dolmabahce, el de Ciragan y Beylerbeyi, son algunos de los que podremos ver en sus orillas, al igual que la mezquita de Ortakoy, los puentes colgantes, la fortaleza y el castillo.


Escuela Militar de Kuleli, en la orilla asiática.





Palacio de Dolmabahce









Palacio Ciragan, en la actualidad un hotel de cinco estrellas.




Palacio de Beylerbeyi, en la parte asiática





Mezquita de Ortakoy






Torre de Leandro





Dos puentes cruzan el estrecho, el Puente Bogaziçi y el Puente Fatih Sultan Mehmed, los dos son colgantes y tienen más de mil metros de longitud.














Fortaleza de Rumeli Hisari, una maravilla arquitectónica otomana construida por Mehmed II para la toma de Constantinopla. Llamada la Fortaleza de Europa.




Las orillas del Bósforo son lugar de descanso de los turcos




En vuestro viaje a Estambul, no debéis de dejar pasar la oportunidad de navegar al atardecer por el Bósforo. Yo os aconsejo hacer esta ruta siempre al atardecer y antes de caer la noche. Cuando cae el sol, la iluminación en el Bósforo será una de las vistas más bonitas que os podéis imaginar, un atardecer único difícil de olvidar.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada