.

.

lunes, 10 de octubre de 2011

Iglesia de San Michele in Foro (Lucca)



La Iglesia de San Michele in Foro se encuentra en la plaza que ocupaba el antiguo foro romano en la ciudad de Lucca, en la Toscana, Italia. El templo es de estilo románico pisano y comenzó su construcción en el siglo XI sobre las ruinas de otra iglesia del siglo VIII. La construcción duró hasta mediados del siglo XIV.







La fachada está construida en bloques iguales de piedra caliza y es bastante más alta que la iglesia en sí. No se sabe el motivo por el que se construyó esa fachada tan alta. Posiblemente por motivos económicos, la iglesia no pudo llegar a la altura deseada y se quedara en la altura actual en vez de igualarla. El campanario se construyó entre los siglos XII y XIV y se encuentra al final del lateral derecho de la iglesia y en su momento estuvo coronada por una cima almenada destruida en la mitad del siglo XIV por orden del tirano Giovanni dell'Agnello.






La parte inferior de la fachada está formada por arcos ciegos sujetados por columnas, en los que se abren tres puertas. La central, más ornamentada que las laterales, contiene un dintel labrado y por encima un rosetón.







En la parte inferior derecha se encontraba la famosa estatua de mármol de "La Virgen con el Niño", conocida como la Madonna Salutis Portus, encargo realizado por Domenico Bertini al artista renacentista Matteo Civitali, en agradecimiento a la Virgen por haber alejado la epidemia de peste que asoló la ciudad de Lucca. Actualmente se encuentra dentro de la iglesia y en el exterior existe una réplica.


La parte superior de la fachada tiene cuatro niveles de logias compuestas por innumerables arcos que se sustentan por columnas. Las columnas son todas distintas unas de otras en formas y tamaño. Unas son talladas, otras con forma de espiral y otras ornamentadas con franjas horizontales y oblicuas.






En la cima se encuentra la estatua del siglo XIII, de cuatro metros de altura, del Arcángel San Miguel dando muerte al dragón. La estatua está flanqueada por dos ángeles más pequeños. Dicen que al atardecer la mano del santo brilla a causa del enorme diamante que porta en un anillo de su mano.








Interior del templo








El interior de la iglesia tiene forma de basílica y está compuesta por una nave central, dos laterales y un ábside con forma de semicírculo. Gruesas columnas soportan los arcos, mientras que los techos están formados por bóvedas de cañón.














En el presbiterio se encuentra el gran crucifijo de estilo bizantino en madera policromada, obra del escultor y pintor toscano, Berlinghiero Berlinghieri.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada